Nos encantaría contar vuestra história

Fotografiar bodas es vivir emociones sin límites

Siempre que fotografiamos una boda o hacemos una sesión de fotos con los novios, el corazón pulsa más fuerte. Cada pareja tiene una historia única, pero seguramente todas son llenas de sentimientos. Todas las novias dicen que se aguantarán las lágrimas y claro, eso no pasa nunca. Pero son lágrimas de pura alegría, que marcan un momento que deja los pelos de punta. Los novios que parecen siempre despreocupados, en este día están con los nervios a tope, intentando hacer lo máximo para agradar a su compañera. Y al final, cuando el novio se depara con su amada com el vestido de novia, tiene una expresión en rostro que es impresionante y que nadie es capaz de reproducir con palabras. Por eso nos gusta tanto fotografiar este día, dejar gravado todos los emocionantes momentos que los novios han vivido.

Os enseñamos un pequeño video que muestra un poquito cómo nos sentimos nosotros haciendo las fotos de boda.