Jenni + Fely

Parc del Laberint

Fue una ceremonia muy bonita y emotiva, pero no faltó lugar para la diversión y buenas carcajadas. En medio a muchos amigos queridos y familiares que siempre estuvieron presentes, el tiempo pasó volando en este día fenomenal.

Los niños se divirtieron muchísimo, bailaron, saltaron, pero lo más importante fue que han recordado a cada minuto de interactuar con las protagonistas de esta gran boda, Jenni y Fely, manteniéndose en el centro de las atenciones de todos.

En el momento de la entrega de los ramos, fue imposible contener la emoción,

la abuela estaba muy feliz y los invitados seguían aguantando las lágrimas que se escapaban mientras las sonrisas tomaban cuenta de sus rostros.

Hicimos unas fotos en el Parc del Laberint, con la agradable presencia del sol para resaltar aún más la alegría que sentían, cerrando con llave de oro el día que marcaba el inicio de un nuevo camino.